viernes, 4 de junio de 2010

Dama de Blanco en huelga de Hambre

La Dama de Blanco Alejandrina García de la Riva, esposa del preso político del Grupo de los 75, Diosdado González Marrero, se ha declarado en huelga de hambre frente a la prisión matancera de Agüica.
Tras declarar su ayuno García de la Riva telefoneó al cardenal Jaime Ortega Alamino para pedirle que ore por ella porque—según aseguró—mantendrá la huelga hasta la liberación de su esposo.
García de la Riva explicó que González Marrero fue trasladado el martes pasado desde la prisión Kilo 5 ½ de Pinar del Río hasta la cárcel de mayor severidad de Agüica, en la que lo mantienen en una celda de aislamiento y no le han permitido recibir visita ni comunicarse por teléfono.

Narró la Dama de Blanco que el oficial Carlos Tamayo de la Sección 21 de la Policía Política la hizo viajar hasta la cárcel, pero que las autoridades penitenciarias no le permitieron ver a su esposo.
García de la Riva dijo que los gendarmes de la cárcel han tratado de coaccionar a sus familiares e hijos para lograr que González Marrero deponga una huelga de hambre que inició hace tres días debido a la hostilidad de las autoridades penitenciarias que pretenden obligarlo a que vista el uniforme de prisionero común.
Señaló la Dama de Blanco que su esposo no ha vestido dicho uniforme durante los siete años de encarcelamiento y que tras el traslado, la represión contra su actitud se ha recrudecido, por lo que él se declaró en huelga de hambre.

2 comentarios:

cheoburumba dijo...

Como siempre, los Castro no desperdician una onza de crueldad en su trato con los opositores y los disidentes.

Cuando se hablaba con esperanza de liberar a los presos más enfermos, se anuncia que solo se van a relocalizar a algunos y, para que todos sepan que con ellos no se juega, encarcelan a 38 opositores solo por no pensar como el tirano.

Da ira y da dolor que nuestros hermanos sean tratados como muñecos de trapo, tirados de un lado a otro sin miramientos.

Da ira y da dolor que se les mienta tanto a nuestros hermanos.

Cuando los crimenes y los abusos del castrismo salgan a la luz, no alcanzarán los pañelos para secar las lágrimas de los de aquí y los de allá y el mundo entero se avergonzará de habernos abandonado.

Martha Pardiño

Fernando dijo...

Apoyamos y admiramos la posicion digna de Diosdado Gonzalez y su Esposa Alejandrina.
los victimarios podran ejercer el poder sobre sus victimas, pero la dignidad y el coraje, es lo unico que le queda a un preso,y por supuesto los carcelarios no pueden
considerar esa actitud, les damos
nuestro apoyo y plegarias
adelante, que no estan solos.

Dlavana.